Actualmente el gobierno de embarcaciones de recreo está regulado principalmente por la Orden de 17 de junio de 1997, en lo que a titulaciones se refiere. Posteriormente han sido publicadas otras normas que han complementado o modificado parcialmente el contenido de la Orden.

 

De menor a mayor las embarcaciones de recreo exigen las siguientes titulaciones:

 

Navegación sin necesidad de título: Todas las embarcaciones de recreo inferiores a 4 metros, si son de motor, y a 5 metros, si son de vela, están exentas de título, siempre que su motor no supere los 10 KW (13,5 CV.). Los artefactos flotantes o de playa también. Ahora bien, solo podrán navegar durante el día, en las zonas delimitadas por la Capitanía Marítima, y que en ningúncaso podrá ser superior a los limites establecidos para el titulo de Patrón para la Navegación Básica.

Si que estarán obligadas a tener un seguro de responsabilidad civil todas las embarcaciones que tengan propulsión a motor o las que no lo tengan pero su eslora sea superior a 6 metros.

Recientemente, y pretendiendo regular los artefactos modernos que van apareciendo por nuestras playas, se están publicando normas al uso de artefactos autopropulsados que superen la velocidad de 10 nudos, como el jetsurfing, o las zonas autorizadas para practicas de surf, windsurf, o el kitesurf

Comentaremos a parte las titulaciones para motos acuáticas, que sin mucho acierto estaban exentas en la orden de 17 de junio de 1997 y que posteriormente fueron objeto de una regulación exclusiva para ellas.

Autorización Federativa (Titulin): Las embarcaciones de recreo de hasta 6 metros de eslora y con una potencia máxima de motor de 40 Kw (54 c.v.) podrán ser gobernadas con autorizaciones expedidas por las Federaciones náutico-deportivas. Ahora bien, solo podrán navegar durante el día, en las zonas delimitadas por la Capitanía Marítima, y que en ningún caso podrá ser superior a los limites establecidos para el titulo de Patrón para la Navegación Básica.

Motos Acuáticas: Para el gobierno de motos acuáticas será necesario el titulo de Patrón de Moto Náutica C para motos de potencia inferior a los 55 C.V., Patrón de Moto Náutica B para motos con potencia superior a 55 C.V. e inferior a 110 C.V., y Patrón de Moto Náutica A para motos con potencia igual o superior a 110 C.V.

Podrán gobernar cualquier tipo de moto acuática los que estén en posesión de alguno de los títulos de Patrón para la Navegación Básica, Patrón de Embarcaciones de Recreo, Patrón de Yate o Capitán de Yate.

Estas titulaciones regulan el gobierno de motos acuáticas en la modalidad de uso particular, el alquiler sin titulación está regulado expresamente para ello.

Patrón para la Navegación Básica: Gobierno de embarcaciones de hasta 8 metros si son de vela y de hasta 6 metros sin son de motor, con potencia adecuada a la misma, en la cual la embarcación no se aleje más de 4 millas, en cualquier dirección, de un abrigo o playa accesible.

La principales diferencias sobre el título anterior son que no hay limite de potencia de motor establecido por el título, estará limitado por las características de la embarcación. Se puede navegar tanto de día como de noche, y en embarcaciones de vela se puede llegar hasta ocho metros de eslora.

Patrón de Embarcaciones de Recreo: Gobierno de embarcaciones de recreo a motor o motor y vela de hasta 12 metros de eslora y potencia de motor adecuada, para la navegación que se efectúe en la zona comprendida entre la costa y la linea paralela a misma trazada a 12 millas, así como la navegación interinsular en los archipiélagos balear y canario.

Este es el título más popular, ya que se puede obtener sin pasar por los dos anteriores, y es el que más atribuciones permite de los tres, cubre la mayor parte de las necesidades de usuario de embarcaciones de recreo y además es necesario obtenerlo para poder presentarse al de Patrón de Yate.

Se puede obtener, al igual que los dos anteriores, con 18 años o con 16 años si se cuenta con autorización paterna o materna.

Patrón de Yate: Gobierno de embarcaciones de recreo a motor o a motor y vela de hasta 20 metros de eslora y una potencia de motor adecuada, para navegación que se efectúe en la zona comprendida entre la costa y la línea paralela trazada a 60 millas.

La gran utilidad de este titulo estriba en que nos permite navegar hasta las Baleares, singladura soñada y deseada por todo navegante de nuestra zona.

Es necesario estar en posesión del titulo de Patrón de Embarcaciones de Recreo.

Capitán de Yate: Gobierno de embarcaciones de recreo a motor o a motor y vela para la navegación sin limite alguno, cualesquiera que sea la potencia del motor y las características de la embarcación. Sin embargo, las que tengan una eslora superior a 24 metros se ajustarán a las normas de seguridad específicamente establecidas para las mismas.

Para los más atrevidos, enamorados de las ciencias náuticas, curiosos de saber como saber donde se esta observando las estrellas y que algún día desean zarpar sin limites en el destino.

Es necesario estar en posesión del título de Patrón de Yate.

Una limitación común, que desgraciadamente nuestra legislación no resuelve, de todas estas titulaciones es que no permiten desarrollar ningún tipo de actividad lucrativa.